jueves, 15 de julio de 2010

Yo, pequeña,... humildemente pequeña ante las cosas grandes...

Oracion de Mahatma Gandhi

Mi Señor...

Ayúdame a decir la verdad delante de los fuertes y a no decir
mentiras para ganarme el aplauso de los débiles

Si me das fortuna, no me quites la razón.

Si me das éxito, no me quites la humildad.

Si me das humildad, no me quites la dignidad.

Ayúdame siempre a ver la otra cara de la medalla, no me dejes inculpar de traición a los demás por no pensar igual que yo.

Enséñame a querer a la gente como a mí mismo.

No me dejes caer en el orgullo si triunfo, ni en la desesperación si fracaso.

Más bien recuérdame que el fracaso es la experiencia que precede al triunfo.

Enséñame que perdonar es un signo de grandeza y que la venganza es una señal de bajeza.

Si me quitas el éxito, déjame fuerzas para aprender del fracaso.
Si yo ofendiera a la gente, dame valor para disculparme y si la gente me ofende, dame valor para perdonar.

¡Señor...si yo me olvido de tí, nunca te olvides de mí!


Yo, pequeña,... humildemente pequeña ante las cosas grandes...yo, la nada... y el todo...siento muy mia esta oración, la pongo en mis labios, en un susurro, la encierro en mis brazos, la dejo vivir, en mi corazón...yo la nada...y el todo...Jayja...

15 comentarios:

Wanderley Elian Lima dijo...

Olá Adorei a oração, Gandhi era um mestre.
Beijos

paolav dijo...

Finalmente la conciencia que tenemos de algún dios es lo que nos hace similares, aunque tengamos diferentes religiones. La justicia, la libertad y la fraternidad son valores universales y mayormente el valor de la humildad, de saber perdonar, de "negarnops a nosotros mismos"...es difícil, pero no imposible.
Un abrazo querida amiga.

DRIADA dijo...

Si todos esos propósitos los lográramos ya dejaríamos de ser humanos ¿ no te parece? Pero es muy importante intentar ser mejores ... algunos hasta lo consiguen
Un abrazo

La Gata Coqueta dijo...

En el blog “Mis caricias del alma” editado el 15-7-10 http://miscariciasdelalma.blogspot.com/ te he dejado un detalle.

Espero y deseo sea de tu agrado, como celebración de mi Santoral que comparto contigo en este momento.

María del Carmen

Alma dijo...

Señor si soy amor, que no me olvide de repartirlo.

Señor si soy Luz que no brillen dentro de mi las tinieblas.

Señor si tu vives en mi, que yo sea siempre tu latido.

El Drac dijo...

Hermosamente humilde esta oración y me he permitido rezarla contigo. Un abrazo

La Gata Coqueta dijo...

Paso a desearte un expendido fin de semana, con la emoción añadida al celebrar mi santo en el día de hoy.

La fiesta del Carmen la estoy viviendo con especial ilusión y no quería dejarla pasar sin compartirla contigo.

Un murmullo acariciando los sueños del color de las estrellas.

María del Carmen

Dubby 24 dijo...

Qué preciosa oración y cuánta verdad tiene. Gracias por compartirla. Besitos

Alma dijo...

Señor si me haces sentir amor desde tú vacío.....hazme dar cuenta que ese pleno sentimiento nunca es vacio por dentro.

DRIADA dijo...

A ver si hoy puedo escribirte que hasta ahora mister blogger no me ha dejado.
Pruebo y te dejo un abrazo a ver si te llega

M@R dijo...

Señor en ti confio,,,
Señor a ti te amo,,,
Señor GRACIAS, por todo,,,

Amiga bella mia, que hermosa oracion,,,

abrazos,,,

DTB,,,

La Gata Coqueta dijo...

Gandhi era extraordinario con unas reflexiones que siguen hoy llegando al alma.

La sabiduria no tiene tiempo ni espacios muertos, se mece y sigue pedaleando en generaciones venideras... porque la fe mueve el universo...

Un abrazo de sueños.

Marí

Belkis dijo...

Hermosísima oración Jayja. Yo también la comparto. La humildad es una virtud que deberíamos cultivar con más fuerza.
Gracias mil por recordarnoslo.
Besitos

La Gata Coqueta dijo...

Vivir ilusionado
que bella locura

vivir sin ilusión
que atroz locura

despedirte la semana
que bendita locura

reunión y descanso
que sensata locura

caracolas y delfines
que armónica locura

seguir tus pasos
que acertada locura

María del Carmen

Chuta dijo...

Maravilloso lo que escribiste.

Gandhi, que hombre tan sabio me encanta recordarlo con tu escrito.

Te quiero mucho