jueves, 7 de octubre de 2010

Hija...

A una hija de 16 años...


Hija, por qué crees que no te amo?
Por qué crees que tus logros no me alegran?
o tus pesares no me duelen?

Hija, por qué tu esencia se rebela contra mi
pensando que soy así... o soy así...o soy así...
y simplemente no ves más adentro que aún siendo así...así...así, como soy
yo te he querido y deseo lo mejor para tí?

Hija, por qué tu esencia se rebela contra mi?
Si yo nunca desearía nada malo para tí?
Sabes? no es posible separarte de los que amo
aún aunque te alejes
no me entiendas
o tu esencia se rebele por estos 16 años contra que yo soy así..así...así...
seguiré deseando y pidiendo lo mejor para ti...

Porque aunque no lo hayas sentido
aunque no existan las palabras lindas que tal vez debieron haber sido dichas...
no hay forma que yo no te quiera, Hija
aún aunque te alejes
no me entiendas

Yo juro ante Dios, profundamente...
para que sepas
que mi juramento es sagrado
que aunque tu no lo entiendas
no hay forma de que mi corazón no te quiera
Hija, porque son 16 años
y no hay forma de separarte de los seres que amo
aún, aunque te alejes
o no me entiendas
sólo pido a Dios
que algún día
puedas ver el amor que siente mi corazón de madre
también para ti...
Hija... de 16 años...

6 comentarios:

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Jayja:

Realmente me ha conmovido tu poema, también tengo una hija de 16 años y últimamente estoy viviendo una experiencia parecida.

Gracias por acercarnos a un tema tan intimo y actual, que creo, nos toca a todos los que somos padres.

Abrazos.

Wanderley Elian Lima dijo...

Um comovente e emocionante poema.
Beijos

Dubby 24 dijo...

Qué hermoso poema para tu hija! Escrito desde el alma y el corazón.
Algo muy bonito.
Besitos
Buena Vida

Belkis dijo...

Yo también tengo una hija de 17 años, y tengo la plena convicción de que los hijos es lo que más se quiere en el mundo. Lástima que tengan que pasar por ciertas épocas de la vida en que nos ven como sus enemigos, sólo por intentar evitarles que sufran. Sólo se darán cuenta de que lo hacíamos por su bien, cuando ellos mismos tengan sus hijos. No desistas Jayja.
Te dejo un abrazo y espero que todo se solucione.

M@R dijo...

ABRAZOS,,,

Patricia dijo...

Y sale el sentimiento de amor profundo en cada verso, es el amor de una madre y la verdad? nada lo puede comparar!
lindo amiga!!
besos,